Cadena de Suministro: El héroe oculto detrás de cada gran organización

Cuando una persona adquiere cualquier producto o servicio, espera que al consumirlo éste sea el apropiado, pagar el precio pactado, que se entregue en lugar convenido y con los requerimientos establecidos y en el tiempo exacto. Aunque, tal vez ni siquiera piensen en la coreografía magistralmente orquestada que tiene lugar detrás de escena.

Para que una organización pueda hacer que esto suceda, hay una serie de procesos que incluyen la realización y coordinación de todas las actividades necesarias para la obtención de materias primas, su transformación, su transporte hacia los canales de venta y/o la entrega al consumidor final. A esta serie de procesos se le llama Cadena de Suministros.


La cadena de suministros tiene como objetivo principal satisfacer las necesidades del cliente final de la mejor manera posible. Existen varios factores que se deben tomar en cuenta para que esto suceda: se debe entregar los bienes y servicios a tiempo, evitar las pérdidas o mermas innecesarias de cualquier recurso, optimizar los tiempos de distribución, tener un manejo adecuado de inventarios y almacenes y establecer los canales de comunicación y coordinación necesarios. Además de esto, la cadena de suministros debe estar preparada para hacer frente a cambios imprevistos en la demanda, oferta u otras condiciones.


- "Una cadena es tan fuerte como su eslabón más débil"


Este dicho aplica perfectamente para la cadena de suministros. Para el logro de los objetivos de la gestión de la cadena de suministros, la organización debe tener una sinergia entre todas las áreas de la empresa (ventas, compras, finanzas, producción, logística, etc.), ya que de esto depende de que todas las áreas realicen sus actividades en tiempo y forma. Se deben tener buenas relaciones organizacionales y canales de comunicación, para que el flujo de información y materiales de un proceso a otro sea óptimo. Si algún proceso (o eslabón) de la cadena falla, el producto final no se entregará en las condiciones ideales al cliente.


Por ejemplo, si el área de compras no define proveedores confiables en entrega y calidad, puede no tener las materias primas a tiempo y retrasar el proceso de producción, o se pueden presentar problemas de reclamos; si realiza una mala negociación de precios, puede encarecer el costo operativo. Por otro lado, si no se coordinan el área de producción y el área de logística, se pueden presentar problemas de almacenamiento por falta de espacio, y si producción no se coordina con el área de ventas pueden existir problemas de bajos inventarios en ciertos productos y sobre inventarios en otros. Si el área de ventas no informa al área de logística sobre los requisitos de entrega del pedido de un cliente, el producto puede llegar tarde o al lugar equivocado.


Un sinfín de buenas relaciones se necesitan para logran el objetivo de la cadena de suministros.


Otra cosa importante que se debe tener en cuenta es que no sólo se deben mejorar los procesos internos, sino también los externos. Se debe tener en cuenta la relación que se tiene con los proveedores y los clientes de la organización para el desarrollo de sus procesos, ya que éstos son partes clave para el crecimiento óptimo de la organización.


En conclusión, es de vital importancia para las organizaciones entender que siempre debe existir una sinergia en el desarrollo de los procesos de todos los eslabones de la cadena de suministro, para lograr mantener contento al cliente, y minimizar costos operativos, lo cual logrará la subsistencia exitosa de la organización.

México Headquarters
 World Trade Center
 Ciudad de México
+52 (55) 5340 – 8699
  • White LinkedIn Icon
  • White Facebook Icon
  • White YouTube Icon
  • White Instagram Icon

© 2023 por INSI